martes, 4 de marzo de 2014

Patatas cajún

¿Hay algo mejor que las patatas? En mi casa nos encantan, en todas sus versiones: fritas, asadas, en un plato de cuchara...son ricas y sanas y más aún si, como en nuestro caso, puedes cogerlas y llevarlas directamente de tu huerta a la cocina.
 
La receta de hoy son unas patatas al horno especiadas con la mezcla cajún, una alternativa a las patatas fritas mucho más sana ya que, la cantidad de aceite que vamos a utilizar es mínima. Es una receta bastante rápida y muy sencilla y, como os imaginaréis al leer los ingredientes, SUPER sabrosa. Las patatas se quedan tiernas por dentro y el sabor de la piel tostada les da un punto muy especial.
 
Estas patatas son perfectas para una cena de "tapeo", como acompañamiento a alguna carne asada (porque, además, podemos cocinar la carne y las patatas al mismo tiempo) o incluso a una hamburguesa (reduciendo el nivel calórico del plato al sustituir las patatas fritas por éstas). Vamos con la receta:
 
Os recomendamos acompañarlas con un poco de salsa ali-oli
 
 
Ingredientes:
 
- 5 patatas medianas
- un chorrito de aceite
- 5 cucharaditas de pimentón dulce
- 4 cucharaditas de cebolla en polvo
- 4 cucharaditas de ajo en polvo
- 2 cucharaditas de orégano
- 1 cucharadita de tomillo
- 1 cucharadita de pimienta blanca
- 1 cucharadita de pimienta negra
- 1 cucharadita de pimentón picante
- 1/2 cucharadita de comino
- 2 cucharaditas de albahaca
- sal
 
¿Cómo lo hacemos?:
 
En un bol pequeño ponemos todas las especias para nuestra mezcla cajún, revolvemos un poco y reservamos.
 
Lavamos bien las patatas, porque las vamos a cocinar con piel, y las ponemos en un bol grande cortadas en gajos. Añadimos un chorrito de aceite, sal y nuestra mezcla cajún al gusto (nosotras ponemos 5 cucharaditas de la mezcla para esta cantidad de patatas). Revolvemos con una espátula hasta que todas las patatas estén bien impregnadas de la mezcla.
 
Colocamos las patatas en la bandeja del horno sobre papel antiadherente muy juntas pero, sin que lleguen a quedar unas encima de las otras, y metemos al horno precalentado a 220ºC durante 30 minutos aproximadamente.
 
 
 
NOTAS:
 
* Los gajos de patata no deben ser ni muy finos ni muy gordos para que se cocinen bien; de todas formas os recomiendo que, cuando pasen los 30 minutos comprobéis si ya están tiernas o necesitan unos minutos más.

* Esta receta la vi en la página de la conocidísima Isasaweis
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada