jueves, 27 de marzo de 2014

Falafels

Los falafels son como una especie de croquetas árabes que, en realidad, nada tiene que ver con las nuestras ya que, están hechos a base de garbanzo, verdura y especias. Un plato vegetariano muy sano y muy fácil de preparar que nos permite incorporar a nuestra dieta legumbres de una forma diferente.
 
Lo que más nos llamó la atención de esta receta es que no necesitamos cocer los garbanzos, basta con ponerlos a remojo la noche anterior, y el proceso es tan sencillo como triturar, dar forma y freír. En esta ocasión, los vamos a acompañar con salsa de yogur aunque, un poco de ali-oli seguro que también les va genial.
 
Esperamos que los hagáis porque os sorprenderán tanto como a nosotras. Vamos con la receta:

 
 
Ingredientes (para 16 falafels):
 
- 300 g. de garbanzos
- 2 dientes de ajo
- 1 cebolla pequeña
- 2 cucharadas de perejil fresco
- 1 cucharada de cilantro fresco
- 1 cucharadita de comino en polvo
- 1 cucharadita de levadura tipo Royal
- pimienta negra
- sal
 
Para la salsa:
 
- 1 yogurt natural
- 1 diente de ajo rallado
- 1 chorrito de aceite de oliva
- 1 chorrito de zumo de limón
- pimienta
- sal
 
¿Cómo lo hacemos?:
 
Escurrimos los garbanzos, que habremos puesto a remojo la noche anterior, y los trituramos en el vaso picador de la batidora. Vertemos en un bol y reservamos.
 
Volvemos al vaso picador y ponemos el resto de ingredientes. Trituramos hasta obtener una mezcla homogénea. Vertemos esta mezcla en el bol donde habíamos puesto los garbanzos triturados y mezclamos muy bien con ayuda de una espátula.Tapamos el bol con papel film y dejamos reposar en la nevera durante una hora.
 
Pasado este tiempo, sacamos el bol de la nevera y damos forma a nuestros falafels. Para ello: tomamos un puñadito de la mezcla, apretamos un poco para escurrir el exceso de líquido, formamos una bola del tamaño de una nuez y aplastamos muy ligeramente para darle una forma más aplanada.
 
Cuando tengamos todos los falafels hechos, los freímos en un sartén con abundante aceite bien caliente hasta que estén dorados por ambas partes. Retiramos y colocamos sobre papel de cocina para evitar el exceso de aceite. Ponemos en el plato de presentación y servimos.
 
Para la salsa de yogur, basta con mezclar todos los ingredientes en un cuenco hasta que todo esté bien integrado.
 

 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada