sábado, 22 de marzo de 2014

Caracolas de Nutella

Hoy proponemos otro desayuno de domingo. Unos ricos y tiernísimos bollitos que, en este caso, hemos rellenado con Nutella aunque, también se pueden hacer con crema pastelera, con canela, con frutos secos...
 
Tened en cuenta que, aunque es una receta muy sencilla, necesitaremos tiempo para prepararla pues, la masa tiene que reposar dos veces antes de meterla al horno. Vamos con la receta:
 
 Ingredientes (para unos 16 bollitos grandes):
 
Para la masa:
 
- 250 ml. de leche
- 75 g. de mantequilla
- 75 g. de azúcar
- 1/2 cucharadita de sal
- 675 g. de harina
- 7 g. de levadura de panadería (no fresca, liofilizada)
- 4 huevos M
 
 
Para el relleno y decoración:
 
- 60 g. de mantequilla
- 200 g. de Nutella (o similar)
- 1 huevo (para pintar)
 
 
Para el glaseado:
 
- 5 cucharadas hermosas de azúcar glas
- 4 cucharadas de leche
 
 
 
¿Cómo lo hacemos?
 
En un bol, mezclamos la harina y la levadura. Reservamos.
 
Ponemos en un cazo, a fuego medio, la leche, la mantequilla, el azúcar y la sal. Calentamos hasta que la mantequilla se derrita pero sin que llegue a hervir (importante).
 
Ponemos la mezcla anterior en un bol grande y añadimos la mitad de la harina. Empezamos a mezclar con la batidora (si tenemos ganchos para amasar) o con una cuchara. Añadimos los huevos de uno en uno y seguimos mezclando. Añadimos el resto de la harina y amasamos hasta conseguir una masa que no se pega a las manos (seguramente necesitaremos echar un poco más de harina en este punto, siempre poco a poco).
 
Formamos una bola con la masa, la ponemos en un bol y dejamos reposar durante dos horas. Pasado este tiempo, sin sacarla del bol, la espachurramos para quitar el aire y dejamos reposar otros 10 minutos.
 
Enharinamos bien la superficie sobre la que vamos a trabajar, ponemos la bola de masa encima y con ayuda de un rodillo vamos estirándola hasta conseguir un rectángulo de medio centímetro de grosor aproximadamente.
 
 
 
Pintamos la masa con la mantequilla a punto pomada, ponemos unos churritos de Nutella por toda la superficie y enrollamos la masa presionando muy ligeramente.
 
 
 
 
 Cortamos la masa en rodajas y las vamos poniendo sobre papel antiadherente en una bandeja para horno un poco separadas entre sí (porque crecerán bastante).
 
 
 Dejamos reposar de nuevo durante 1 hora. Pasado este tiempo, las pintamos con el huevo batido y las metemos al horno precalentado a 190ºC unos 20-25 minutos. Sacamos y pintamos con el glaseado de leche y azúcar. Dejamos enfriar completamente antes de servir.
 
 NOTAS:
 
* Nosotras hemos utilizado dos bandejas como la que veis en la foto.
 
* Esta es una adaptación de la receta que vimos en Objetivo: Cupcake Perfecto

2 comentarios:

  1. Aunque la receta lleva su tiempo. poco importa si el resultado es tan bueno.
    Felicidades chicas.
    Besos

    ResponderEliminar